¿Cómo saber si eres gordofóbico?


Todos los cuerpos son dignos de bikini, sin necesidad de ponerle “operación” delante.

Feminista Ilustrada

Una colaboración de Feminista Ilustrada y WeLoversize

¡Unidas somos más!

Nos pongamos como nos pongamos: la obesidad es un estigma, la gordofobia existe y, aunque es un problema bastante transversal, afecta en mayor medida a las mujeres que se ven sometidas a una discriminación silenciosa, disfrazada de presión estética.

La sociedad va avanzando y cambian las sensibilidades, al mismo tiempo que el sistema de opresiones va adaptándose y mutando en nuevas cuestiones que son tomadas como verdades universales contemporáneas y que discriminan a ciertos colectivos de forma estructural. Las corporalidades no normativas se han quedado en los márgenes de lo socialmente aceptado y, en especial los cuerpos gordos, han sido invisibilizadas, ninguneadas y culpabilizadas por no entrar en ese estándar marcado por el poder para tenernos amarraditas.

Podemos recurrir a ejemplos cotidianos para demostrar cómo tenemos el odio a lo gordo tan interiorizado que, hasta las que estamos muy sensibilizadas…

Ver la entrada original 710 palabras más

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: